02 Mar
Print
Email

Parent Category: Noticias

Ciudad de México. Televisa, anunció que conjuntamente con algunas de sus subsidiarias, ha sido declarada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL) como Agente Económico con Poder Sustancial en el mercado de televisión y audio restringidos (tv de paga), con base en datos relevantes de enero de 2009 a agosto de 2014.

 

Como consecuencia de la resolución notificada a Televisa, el IFETEL iniciará un nuevo procedimiento en el cual podrá o no determinar la imposición de ciertas medidas a Televisa con respecto al mercado relevante.

Televisa considera que la reversión de la resolución original (en la cual el IFETEL había declarado que Televisa no tenía poder sustancial) es inconstitucional y no cumple con los lineamientos del Tribunal Colegiado, y por ende, promoverá los medios de defensa a su alcance.

Análisis

La diferencia entre la resolución original y la resolución actual radicó en que en la primera el IFETEL tomó en consideración el período septiembre 2013 – junio 2015, cuando el período debió comprender exclusivamente desde enero 2009 hasta agosto 2014 (el de esta nueva resolución). Si bien no estamos de acuerdo en que una resolución de Agente Económico con Poder Sustancial cambie dependiendo del período de análisis que se escoja, es lo que marca la ley y es lo que importa.

El IFETEL concluyó que Grupo Televisa en ese período “no enfrentó presión competitiva porque tuvo la capacidad de formular ofertas del servicio de TV de paga en condiciones que los demás participantes no pudieron equiparar. Ello debido a que Grupo Televisa es el único participante en el mercado que opera los dos tipos de plataformas (cable y satélite), y tiene los derechos y es productor de contenidos audiovisuales de gran valor para las audiencias que no están disponibles para sus competidores en las mismas condiciones”. El IFETEL también identifica la “existencia de significativas barreras a la entrada debido, entre otros elementos, a los requerimientos de inversión en infraestructura, acceso a contenidos audiovisuales y publicidad”.

Dada esta declaración, el IFETEL está obligado a presentar una serie de medidas para contrarrestar este poder, entre las que pudiéran encontrarse:

· Imponer medidas tales como la obligación de compartir su infraestructura para que otros concesionarios puedan acceder a su red pública de tv de paga.

· Registrar y hacer públicas sus tarifas.

· Aplicar obligaciones específicas relacionadas con calidad de servicio.

· Y quitar a sus cableras y SKY el beneficio de la regla de gratuidad de los contenidos de radiodifusión (must offer).

Creemos que, dado que el IFETEL menciona que “hay barreras de entrada (a los competidores) por los requerimientos de inversión en infraestructura”, la aplicación potencial de una regla de compartición de infraestructura es muy elevada a nuestro parecer, y pudiera ser la punta de lanza de las nuevas medidas correctivas.

Por otro lado, la regla que no depende de la decisión del IFETEL y que tendrá que aplicarse, a partir de ahora, será la eliminación del derecho a la regla de gratuidad de los contenidos de radiodifusión (must offer) porque el Artículo 166 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión prohíbe expresamente a un Agente con Poder Sustancial beneficiarse de esta regla. Esto significa que las cableras de Televisa y Sky tendrán que pagar por las señales que recibe de Azteca y del negocio de Contenidos de la misma Televisa, cuando antes no pagan por éstas. Esto presionará los márgenes del negocio de tv restringida de Televisa e impulsará los ingresos de su negocio de Contenidos.

En cuanto a los probables amparos que pueda interponer Televisa, habrá que decir que, si bien la empresa está en su derecho aplicar medios de impugnación mediante juicios de amparos, esto de ninguna manera suspenderá la aplicación de las medidas correctivas que dicte el IFETEL. Es decir que los amparos no retrasarán de ninguna forma la aplicación de las medidas correctivas.

Si bien no creemos que la declaratoria de Poder Sustancial sea tan negativa por el mercado supone, creemos que ésta se suma a un entorno todavía incierto y que se recrudeció rápidamente. Esto tras la salida de las señales de Televisa en las plataformas de Megacable, fin del acuerdo de licencias con Netflix,  lanzamiento de un nuevo competidor de televisión nacional desde el 17 de octubre, recortes en el presupuesto de gasto del gobierno, importante depreciación del tipo de cambio que encarece los costos de la empresa, e incertidumbre sobre el gasto de publicidad de las empresas para 2017/2018 por factores macroeconómicos en México y de inversión, por las nuevas relaciones comerciales entre México y EU.

Por otro lado, se sabe que el segmento de tv de paga de Televisa de por sí enfrentará una primera mitad de año complicada, por la difícil base comparable de 2016, dado que ya se agotó el efecto positivo de la Transición Digital Terrestre (lo que en su tiempo significó altas tasas de recargas para SKY y mayor adición de suscriptores para las empresas de cable) mientras que se sabe que ha aumentado la presión competitiva y se han implementado políticas de crédito más estrictas en el negocio de Cable de Televisa. Dado todo lo anterior, y la menor expectativa de compra de acciones adicionales de Univisión tras la conferencia telefónica con analistas, es que bajamos nuestra recomendación a VENTA y establecemos nuestro precio teórico en $96.4 por CPO. Esto último por el cambio en las perspectivas de adición de suscriptores en la parte de tv de paga, mayor presión competitiva y, en menor grado, por los mayores costos esperados por los pagos de las señales de Azteca.

Fuente: Intercam

telecomunicacionescc
© Derechos reservados 2013 :: Ser.Com SA de CV :: Ciudad de México