Print
Email

Parent Category: Noticias

 

Ciudad de México. América Móvil recibió el resultado de la evaluación bienal de las medidas que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL) le impuso en 2014,  al ser determinada Agente Económico Preponderante en el sector de las telecomunicaciones.

 

La resolución modifica ciertas medidas y adiciona nuevas, tanto en servicios móviles como fijos.

Servicios Móviles

En la parte móvil, las principales  modificaciones y nuevas medidas se refieren a:

· La inclusión de los principios de “equivalencia de insumos” y “replicabilidad técnica”, a las condiciones bajo las cuales el preponderante presta servicios móviles para Operadores Móviles Virtuales (operadores que no cuentan con red propia y la rentan) y para los servicios mayoristas de usuario visitante (roaming).

Análisis: Se tratan de términos que la propia OCDE recomendó aplicar a México, desde antes de la reforma de telecomunicaciones. A grandes rasgos, el principio de equivalencia es un principio que busca proteger a los otros operadores de un trato discriminatorio, pues permite que estos accedan a servicios del preponderante en las mismas condiciones que las subsidiarias de él, incluidos los precios y niveles de calidad del servicio, utilizando los mismos sistemas, procesos, fiabilidad y resultados. Por otro lado, la replicabilidad técnica es un principio que busca garantizar que los competidores  puedan replicar, técnicamente, las ofertas del preponderante; esto conlleva acceso a información técnica y comercial de los insumos del preponderante.

· Se incluye una regulación para que el IFETEL vigile la replicabilidad económica de las tarifas que América Móvil brinda a sus usuarios, en relación con las tarifas de los Operadores Móviles Virtuales.

Análisis: El principio de replicabilidad económica buscará asegurar que estos operadores, sin red, puedan hacer ofertas similares a las del preponderante.

· Se refuerzan las medidas para garantizar el acceso a la información de la infraestructura de Amx y servicios, relacionada a servicios mayoristas regulados a través del sistema electrónico de gestión (SEG).

Análisis: A nuestro gusto, esta medida es producto de todas las anteriores, ya que para que se cumplan eficazmente los principios de replicabilidad se debe garantizar, antes que nada, el acceso a la información de la infraestructura del preponderante. Sin embargo, hay que recordar que Amx escindió en diciembre de 2015 a Sites, su negocio de infraestructura pasiva en telecomunicaciones móviles, por lo que las reglas sobre infraestructura pasiva de servicios móviles recaerán en Sites y no en América Móvil; en cambio, los convenios de comercialización de servicios móviles con los Operadores Móviles Virtuales que describimos en los puntos anteriores, son ajenos a Sites y más bien corresponden a Amx.

Servicios Fijos

En la parte fija (Telmex) las principales modificaciones y nuevas medidas se refieren a:

· La inclusión de los principios de “equivalencia de insumos”, “replicabilidad técnica y económica” a los términos bajo los cuales se prestan los servicios de telecomunicaciones fijos.

· Se incluye una regulación para que el IFETEL vigile la replicabilidad económica de las tarifas que Telmex ofrece a sus usuarios.

Análisis: Se tratan de los mismos principios que hemos comentado, con la diferencia de que ahora aplicarán para los servicios fijos de Amx (Telmex) y se robustece la vigilancia del IFETEL.

· En materia de tarifas de arrendamiento de enlaces dedicados (conexiones permanentes a Internet usados principalmente por empresas) el IFETEL usará una metodología de costos incrementales promedio de largo plazo en lugar de una metodología de costos evitados.

Análisis: El modelo de costos incrementales promedio de largo plazo es muy usado por el IFETEL. En síntesis, se parte del hecho que todos los costos, incluidos los equipos, varían en respuesta a los cambios de la demanda; por tanto, todas las inversiones se consideran variables en el largo plazo. Además, toma en cuenta todos los servicios ya provistos (atribuyendo los costos compartidos y comunes, en función de la demanda de dichos servicios). El modelo de costos evitados, en cambio, elimina aquellos costos que no sean necesarios para la comercialización de los servicios, lo que presupone eficiencia de los operadores y juicios de valor del propio IFETEL para catalogarlos.

· El IFETEL determinará, con base en sus modelos de costos, las tarifas de todos los servicios fijos regulados.

Análisis: La intención es que ningún competidor se trabe en negociaciones con Telmex por las tarifas por el uso de su infraestructura, y sobreviva el espíritu inicial de la reforma.

· Se refuerzan las medidas para garantizar el acceso a la información de la infraestructura y servicios, relacionada a servicios mayoristas regulados a través del sistema electrónico de gestión (SEG).

Análisis: Esto correrá por completo en manos de Amx, ya que esta empresa no escindió su infraestructura de telefonía fija en el pasado. El acceso a la información de su infraestructura fija ha sido una de las principales peticiones de las empresas competidoras. Sin embargo, esto no ha frenado los convenios de compartición de su infraestructura fija (IFETEL tiene registrados convenidos entre Telmex y Axtel, Maxcom, Mega Cable, Cablevisión, etc.).

· Se ordena la separación funcional de la provisión de servicios mayoristas fijos regulados. El IFETEL determinó ordenar la constitución de una persona moral independiente a Telmex-Telnor que preste exclusivamente servicios mayoristas relacionados con el acceso local, así como la compartición de infraestructura pasiva. El resto de los servicios mayoristas serán prestados por una unidad de negocio en Telmex-Telnor distinta a la que presta los servicios de telecomunicaciones a usuarios finales

Análisis: Se trata del punto más delicado de las nuevas medidas, pero que ya se había venido filtrando en medios de comunicación en los últimos días, con la diferencia de que el rumor hablaba de que aplicaría a toda la unidad de línea fija de Amx, mientras que la decisión del IFETEL es más fina y más suave.

En realidad, el IFETEL no estaría obligando a América Móvil a vender su negocio de infraestructura pasiva y servicios relacionados con el acceso local. El IFETEL, lo que quiere, es una “separación funcional”; es decir, el establecimiento de una unidad de negocio encargada de estas funciones, independiente de Telmex y Telnor, pero dentro de la estructura de América Móvil. Es decir, no es una separación estructural. Lo que se pretende es diferenciarla de otras partes del grupo, para que el regulador pueda vigilarla y regularla de manera más eficiente, y que los competidores tengan claro quién atenderá sus peticiones de uso de infraestructura. Es decir, no se trata ni de una separación estructural ni de una desincorporación, como sí lo fue el caso de Telesites (infraestructura pasiva en servicios móviles). Aún con ello, América Móvil pudiera optar por realizar una escisión y venta acciones de esta nueva unidad (un paso más agresivo) pero esto no está, de momento, en la mesa de discusión.

En relación al resto de los servicios mayoristas que serán prestados por una unidad de negocio en Telmex-Telnor distinta a la que presta los servicios de telecomunicaciones a usuarios finales, creemos que esto busca eliminar o reducir potenciales conflictos de interés entre un área y otra, dentro del mismo Telmex. A diferencia del punto anterior, la unidad no actuaría de forma independiente de Telmex-Telnor.

Conclusión

Creemos que el IFETEL intentó cumplir con las principales recomendaciones de organismos internacionales. Se trata, en síntesis, de una regulación cifrada al estilo europeo. Busca, en esencia, que las operaciones internas sean tratadas de la misma forma que las operaciones con terceros, y se eviten subsidios cruzados. Respecto a América Móvil, y si bien el cambio es importante y la empresa comentó que impugnará la resolución al considerarlas violatorias de sus títulos de concesión, consideramos que las nuevas medidas no fueron tan agresivas como pudieron serlo, ya que no solicitan una separación estructural o plan de desincorporación de activos. De hecho, creemos que el mercado ya ha incorporado gran parte de esta noticia. Por otro lado, hay que decir que los amparos que pudiera presentar Amx de ninguna manera suspenderán la aplicación de estas medidas, de acuerdo al marco legal vigente, de tal forma que Telmex-Telnor tendrán que presentar un plan de separación al IFETEL para su aprobación. Por nuestra parte, creemos que esta decisión no va en contrasentido con nuestra actual recomendación de VENTA en la emisora.

En general, todavía se observa debilidad de las operaciones “Core” de América Móvil (México y Brasil) y moderación de las “Non-Core”. Creemos que las operaciones mexicanas seguirán bajo presión por la fase de acoplamiento a los nuevos planes con llamadas ilimitadas (2015-2017e) y, tan pronto quede atrás, la empresa podría verse obstaculizada para crecer por el deterioro esperado en la situación económica en México tras la victoria de Donald Trump. El resto de los países pudieran comenzar mejorar paulatinamente y a consumir más datos, pero los crecimientos  serán todavía moderados. En relación al múltiplo, éste es bajo en relación a su historia pero creemos que está justificado, ya que la siguiente ola de crecimiento, que pareciera ser el mercado de Tecnologías de Información y Comunicación (incluyendo soluciones de nube, infraestructura y software como servicio, soluciones de seguridad y comunicaciones unificadas) no se ve en un futuro cercano.

Redacción C21

telecomunicacionescc
© Derechos reservados 2013 :: Ser.Com SA de CV :: Ciudad de México