Print
Email

Parent Category: Noticias

Por Ernesto Lopez* 

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México promete ser uno de los proyectos más innovadores en su tipo, un detonador del desarrollo económico para el país y de la industria aeronáutica en Latinoamérica.

Sin duda, un proyecto de esta magnitud requerirá atención en los detalles para asegurar la continuidad en el servicio que prestará para los casi 68 millones de pasajeros al año que atenderá al inicio de sus operaciones en el año 2020.

Una infraestructura aeroportuaria de esta magnitud planeada bajo el concepto de LEED Platinum categoría v4, debe cumplir los lineamientos que permitan la operación optima y el mínimo mantenimiento. En este sentido la red eléctrica, las instalaciones hidrosanitarias, el aire acondicionado y la iluminación requieren ser integradas a través de un sistema robusto; tecnologías como el Internet de las cosas (IoT) habilitarán que diferentes áreas del mismo operen coordinadamente y como consecuencia otorguen la mejor experiencia para los viajeros y operadores.

Los aspectos básicos que necesita esta obra para mantener altos estándares de operación son:

· Seguridad

· Eficiente

· Productiva

· Confiable

· Sustentable

Con estos elementos, el Nuevo Aeropuerto de la CDMX podrá lograr la estabilidad en sus instalaciones para enfrentar la demanda al 2080. La correcta planeación en términos de integración de soluciones y software, permitirá el futuro ahorro de costos, tiempo y una operación sin interrupciones.

Schneider Electric señala que la centralización de la supervisión y control en una plataforma, es el elemento clave para contar con un aeropuerto completamente conectado. De igual forma, es esencial que los sistemas estén integrados permitiendo actuar en tiempo real. Ecostruxure es la plataforma con la que Schneider Electric puede permitir la completa automatización y digitalización del Nuevo Aeropuerto de la CDMX, la cual es implementada desde el monitoreo del suministro de la red eléctrica hasta el confort que el viajero necesita en su experiencia de viaje.

La plataforma Ecostruxure ha sido adoptada en aeropuertos de primer nivel como el de Ginebra y Barcelona, que cuentan con soluciones integrales que hacen la experiencia de usuario más cómoda, agradable y sobre todo, segura de punta a punta. Estas obras y casos de éxito a nivel mundial, han obtenido importantes ventajas que incluyen la reducción de costos, desarrollo de proyectos de manera más ágil, integración entre sistemas, y menos incidentes reportados por falta de mantenimiento.

Al sintetizar todos los puntos anteriores, podemos afirmar que existen cinco beneficios tangibles de la implementación de una estrategia de digitalización:

1.  Mejorar la confiabilidad con soluciones innovadoras.

2.  Modernización rentable con productos disponibles en el mercado.

3.  Monitoreo y control remoto de equipos.

4.  Integración con software de terceros en un solo centro de control.

5.  Ahorro económico y de espacio físico.

Ante este panorama, no cabe duda que la apuesta inteligente del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México está en integrar, administrar y optimizar procesos de misión crítica para brindar una experiencia integral y segura hacia los viajeros. Asimismo, la innovación en todos los niveles permitirá facilitar el análisis de información y la eficiencia en operaciones.

Esta obra permitirá abrir nuevos caminos para México y exigirá a los operadores del nuevo aeropuerto entregar altos estándares de calidad y capacidad de reacción. Los viajeros ahora podrán tener grandes experiencias desde su llegada hasta el momento de partida. El reto está en enfocar la integración de diversos servicios, mejorar la tecnología y experiencia de pasajeros, sin afectar las operaciones cotidianas.

 

*Vicepresidente de la unidad Partner Projects en Schneider Electric México.

 

 

telecomunicacionescc
© Derechos reservados 2013 :: Ser.Com SA de CV :: Ciudad de México