Print
Email

Parent Category: Noticias

Ciudad de México. En la región integral IbAm-EUA, los ingresos de telecomunicaciones fijas alcanzan $44.9 mil millones de dólares (mmd) en el 3T16, equivalente a un incremento nominal anual de 4.2%.

 

Los ingresos del segmento aumentaron en la mayoría de los países de la región, el mayor retroceso en ingresos fue en el caso del mercado Honduras equivalente a 8.9%. 

El segmento de telecomunicaciones fijas (telefonía y banda ancha fija) en la región integral de Iberoamérica y Estados Unidos de América (IbAm-EUA) registró ingresos por $44,882 millones de dólares durante el tercer trimestre de 2016 (3T16), equivalente a un crecimiento anual de 4.2% en dólares constantes respecto al mismo periodo del año anterior. Particularmente, en el caso de Iberoamérica (sin contabilizar EUA) se alcanzaron $11,072 millones de dólares, cifra 2.0% superior a lo obtenido durante el mismo periodo del año anterior. 

La gran mayoría de los países de la región registran un incremento en los ingresos del segmento en términos anuales. En este rubro destacan: Argentina (39.3%), Guatemala (25.8%) y República Dominicana (20.0%). No obstante, estos resultados positivos en ingresos fijos no representaron incremento significativo en el agregado regional debido a que los mayores crecimientos son registrados en países con una reducida aportación a los ingresos regionales.

Ligera recuperación en ingresos de EUA 

A diferencia de los resultados referidos, el mercado estadounidense registra una ligera recuperación en su dinamismo de ingresos al contabilizar $33.8 mil millones de dólares en el 3T16, lo que representa un crecimiento nominal anual de 4.9%. Esto apoyado en las economías generadas por las tecnologías convergentes, el ensanchamiento de la demanda de banda ancha por el consumo de servicios de video, así como por el uso creciente de aplicaciones en hogares inteligentes y el Internet de las Cosas. 

Tendencias en servicios fijos de Latinoamérica 

La región perfila un ligero crecimiento en los ingresos por la provisión de servicios fijos. Ello se explica por dos factores principales. Por una parte, el aumento de suscriptores de banda ancha fija que apenas es compensado por la caída en la adquisición de líneas fijas. Por otra parte, los mayores coeficientes de crecimiento en ingresos son registrados en países con una acotada penetración de los servicios y que tienen una baja ponderación en los ingresos regionales, por lo que registran un menor efecto en el agregado latinoamericano. 

En el conjunto de los mercados que contabilizan mayores incrementos en ingresos del segmento de telecomunicaciones fijas en la región de Latinoamérica se encuentra Guatemala ($77.7 millones de dólares), en el que el incremento sustancial en su base de suscriptores de telefonía fija impulsó significativamente los ingresos fijos durante 2016. Este crecimiento es inducido por la incesante contratación de servicios de voz y de datos por parte del segmento empresarial. Adicionalmente, la oferta de paquetes de Triple Play ha incentivado el uso de redes fijas, al beneficiarse de las economías generadas por la contratación de servicios empaquetados. 

Por su parte, República Dominicana ($121.7 millones de dólares) también registra un crecimiento significativo en su base de suscriptores de banda ancha, principalmente por parte de empresas y atribuible a su vez a los esfuerzos gubernamentales de promoción de la conectividad, que resulta en un aumento proporcional en términos de ingresos y un mayor aprovechamiento de la incorporación de aplicaciones digitales, como los medios de pago electrónicos. 

Los ingresos de telecomunicaciones fijas continúan en una senda positiva de crecimiento. No obstante, cabe destacar los contrastes que aún caracterizan a los países de Latinoamérica. De manera que, mercados con un mayor desarrollo de infraestructura y adopción de medios tecnológicos, registran un consumo creciente de nuevos servicios tecnológicos a través de la contratación y uso de la banda ancha. No obstante, en estos casos se observan ritmos de crecimiento más acotados debido a que el margen de incremento de suscripciones es menor que en el resto de la región.

En su dimensión general, los servicios de comunicaciones fijas siguen un proceso de transformación tecnológica en la región, por el creciente uso e incorporación de la conectividad en hogares, empresas y gobierno. Esto motiva cambios en los hábitos de consumo de servicios fijos, especialmente de la banda ancha, que se espera sean soportados por el continuo despliegue y actualización de las redes de comunicaciones, con el fin de allegar los beneficios de la conectividad convergente en condiciones de cobertura universal y calidad óptima a toda la población.

Redacción C21

telecomunicacionescc
© Derechos reservados 2013 :: Ser.Com SA de CV :: Ciudad de México