Print
Email

Parent Category: Noticias

CIUDAD DE MÉXICO. El pasado 28 de enero de 2016, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) notificó a la Firma de Auditoría Deloitte la imposición de una multa por un monto de $4.2 millones de pesos, por la violación de diversos artículos de la Ley del Mercado de Valores y de las Disposiciones de carácter general aplicables a las emisoras de valores y a otros participantes del mercado de valores.

La sanción deriva de las auditorías de Deloitte a los estados financieros de OHL México, S.A.B. de C.V. (OHLMEX), Organización de Proyectos de Infraestructura, S.A.P.I. de C.V. (OPI) y Concesionaria Mexiquense, S.A. de C.V. (OHL), por los años 2011, 2012, 2013 y 2014.

La conducta ilegal, motivo de la multa, fue que Deloitte no llevó a cabo esas auditorías con base en las Normas Internacionales aplicables, las mismas que, según sus propias declaraciones, Sergio Hidalgo pensaba litigar en un tribunal arbitral internacional, el cual es inexistente.

Para el 15 de febrero de 2016, Deloitte ya había pagado la multa, lo que significa que admite la ilegalidad de su conducta y con ello desmiente a OHLMEX y a OHL en cuanto a su afirmación de que todo está bien con sus estados financieros “porque los audita Deloitte”.

El monto de la multa resulta bajo, si se le mira a la luz de las graves ilegalidades denunciadas por Infraiber, que van mucho más allá de las ilegalidades sancionadas por la CNBV hasta la fecha. Es previsible que se trate sólo de la primera de varias sanciones que la CNBV deberá imponer a Deloitte, en su carácter de auditor externo de las empresas mencionadas.

Mantenemos nuestra convicción de que el Circuito Exterior Mexiquense es uno de los casos de corrupción más graves de la historia reciente de nuestro país.

Por ello, es imprescindible que la CNBV revise a fondo el asunto e informe oportunamente a la sociedad, sobre la actuación de Deloitte, de OHLMEX y de OHL, ya que en este caso no sólo se genera una responsabilidad administrativa (que se sanciona con multa), sino que podría derivar, además, en responsabilidad civil y penal.

Es importante recordar que la CNBV ha notificado a OHLMEX y a OHL que OHL no tiene un derecho “incondicional” de cobro frente al Estado de México, por lo que no puede registrar un activo financiero; y no puede registrar los “otros ingresos de operación” ni la “rentabilidad garantizada”, cuyo monto es superior a los $30,000 millones de pesos, sólo en el Circuito Exterior Mexiquense.

El público inversionista, el mercado de valores y la sociedad en general tienen derecho a estar informados, así como a la certeza de que las instituciones reguladoras cumplen su función conforme a derecho y que no permitirán que queden impunes las afectaciones causadas por la actuación irregular de empresas y auditores.

Hemos solicitado que la CNBV haga público el texto íntegro de la resolución por virtud de la cual impuso la multa a Deloitte y que informe al público cuáles son las consecuencias de los ilícitos cometidos en relación con la situación financiera de OHLMEX y OHL.

Un organismo regulador como la CNBV no puede ofrecer información a medias en relación con sanciones aplicadas a un auditor que haya violado la ley. La Comisión debe especificar en qué consistió la violación y cómo puede afectar esa falta a los inversionistas.

REDACCIÓN C21

regulaciones
© Derechos reservados 2013 :: Ser.Com SA de CV :: Ciudad de México